miércoles, 2 de noviembre de 2011

La prima italiana cruza el punto del que Irlanda y Portugal no retornaron

La prima de riesgo italiana cruzó ayer los 450 puntos básicos, la línea roja cuya superación fue previa a los rescates de Portugal e Irlanda. Hoy se modera hasta los 432 puntos.
La conmoción es máxima en el mercado de deuda. Es cierto que las pérdidas en la renta variable fueron ayer espectaculares, pero los expertos ponen la lupa en la prima de riesgo italiana -diferencial de su bono a 10 años frente a su homólogo alemán-, que ayer llegó a traspasar la barrera de los 450 puntos básicos.
La prima italiana cerró ayer en los 442 puntos y hoy se relaja hasta los 432. Sin embargo, la situación es complicada a tenor de lo ocurrido en el pasado. El pasado 25 de marzo, la prima de riesgo del bono portugués superó la mítica cota de los 450 puntos y solo 12 días después, el 6 de abril, José Sócrates, el primer ministro luso, solicitó el rescate a la Unión Europea.

El caso irlandés fue muy parecido, pero ocurrió unos meses antes, en noviembre de 2010. Entonces, transcurrieron 21 días hasta que la Unión Europea y el gobierno irlandés decidieron a tomar cartas en el asunto. La alarma de la prima de riesgo saltó el 1 de noviembre y el rescate se concretó el día 22.
Los 450 puntos no son una cifra mágica ni un oráculo que vaticina el desastre económico inminente, simplemente es la cota a partir de la cual la financiación a corto plazo del sistema financiero de un país puede entrar en coma profundo.

¿La razón? Ese es el umbral que tiene en cuenta LCH.Clearnet, la principal cámara de contrapartida del Viejo Continente, a la hora de fijar garantías complementarias para que las entidades puedan utilizar la deuda soberana de un determinado país.
La cámara británica y también Eurex Repo, alemana, suponen una variación del mercado interbancario clásico, en el que dos entidades se prestan dinero entre sí sin más garantías. Con la cámara como intermediaria, las entidades aportan deuda pública como colateral y la plataforma garantiza que las operaciones llegan a buen puerto.

En una circular, LCH.Clearnet advierte que un spread superior a los 450 puntos básicos frente a una referencia a 10 años con calificación triple A es "indicativo de un mayor aumento de riesgo soberano y podría suponer un aumento de garantías del 15% sobre la posición neta, con posibilidad de incrementos adicionales en caso de que el diferencial continúe deteriorándose".
En el caso de España, el diferencial récord se alcanzó el pasado agosto, cuando llegó a rondar los 400 puntos. Ayer cerró en 375 puntos y hoy se sitúa en 367.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?