lunes, 7 de noviembre de 2011

Las dudas sobre Grecia e Italia provocan fuertes pérdidas en los mercados

La prima de riesgo italiana vuelve a marcar máximos y la de España se acerca a los 400 puntos básicos. -El Ibex se deja más de un 2% en la apertura

La caída del primer ministro griego, Yorgos Papandreu, que ha dejado paso a un nuevo Gobierno de transición en el país para superar la grave crisis política que se ha sumado a la económica no ha tranquilizado a los mercados. Tampoco la situación en Italia, donde el jefe del Ejecutivo, Silvio Berlusconi, afronta una difícil semana, permite muchas alegrías en las Bolsas y la deuda. 

Así, las principales plazas bursátiles europeas, con la banca al frente, han abierto con fuertes descensos. En la deuda, la presión contra Italia ha marcado nuevos máximos mientras la prima de riesgo española avanzaba de forma decidida y se acercaba peligrosamente, otra vez, hacia los 400 puntos básicos.

A pocos minutos de las 09.30, la desconfianza de los inversores se traducía en un aumento de la rentabilidad exigida a los bonos italianos a 10 años por encima del 6,5%, con lo que ha alcanzado niveles desconocidos desde que el país ingresó en la zona euro en 1999 y se aproxima a la cota del 7% que marcó el punto de no retorno para los rescates de Grecia (mayo de 2010), Irlanda (noviembre de 2010) y Portugal (el pasado abril). No obstante, a diferencia de los casos anteriores, acudir en ayuda de la tercera economía del euro dejaría sin recursos el fondo de rescate del euro, recientemente ampliado de palabra sobre el billón de euros. Además, por aquello del efecto contagio, aumentaría la presión contra España, que desde agosto está por detrás del país transalpino como la siguiente posible víctima de la crisis fiscal del euro.

Con este repunte, la prima de riesgo italiana, que es el sobreprecio solicitado para comprar estos títulos frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, marcaba también nuevos máximos sobre los 487 puntos básicos (32 más que el viernes). Berlusconi afronta mañana una decisiva moción de confianza mañana complicada ante la huida de al menos dos de sus diputados a la oposición.

El ascenso de los intereses reclamados para apostar por la deuda del país, lo que se traduce en un descenso de su precio, pone de manifiesto que los mercados esperan a la defensiva el desarrollo de los acuerdos alcanzados en las últimas semanas sobre la crisis del euro. Sobre este punto, esta tarde hay reunión del Eurogrupo y el FMI para cerrar el segundo rescate de Grecia mientras, en Italia, el FMI se sumará a la Comisión Europea en las tareas de vigilancia de las reformas anunciadas por Berlusconi.

Para España, el aumento de las dudas se ha traducido también en el aumento de la prima de riesgo. A la misma hora, rondaba los 390 puntos básicos, 12 más que el viernes y cada vez más cerca del máximo histórico que marcó en agosto sobre los 400 puntos básicos. Con expectativas de que el Banco Central Europeo vuelva a comprar deuda de los periféricos bajo presión a lo largo de la jornada, la rentabilidad de los bonos españoles a 10 años se iba sobre el 5,66%. El acoso de los inversores se saldaba a su vez con subidas en el diferencial de Bélgica (264, 9 más) y Francia (131), con lo que se mantienen en los niveles de récord que alcanzaron a finales de la semana pasada.

En las Bolsas, la identificación de los bancos considerados como sistémicos (los demasiados grandes para caer) durante la cumbre del G-20 de la semana pasada, cuyas conclusiones no han sido muy bien recibidas por el mercado a tenor de lo que está sucediendo hoy, se ha saldado con fuertes pérdidas en todo el sector europeo.

En España, Santander, que sí está entre los bancos que deberán reforzar su capital de forma adicional al entrar dentro de este colectivo, y BBVA, que se ha quedado fuera, se dejaban un 2,10% y un 2,34%, respectivamente. A las 10.30, el selectivo del parqué madrileño, el Ibex 35, recortaba un 2,3%, con lo que frenaba ligeramente las pérdidas que habían llegado a ser del 2,9% en la apertura.

París, por su parte, retrocedía un 1,78% con los banco BNP Paribas o Société Générale perdiendo un 2,40% o un 3,40%. El tercero por tamaño, Credit Agricole, bajaba un 2,30%. En Fráncfort, los números rojos se iban también sobre el 1,50% mientras, en Londres, el FTSE 100 recortaba un 1,44%. Milán, por último, moderaba las pérdidas del resto al 0,40%.

f: aquí!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?