miércoles, 2 de noviembre de 2011

Tepco detecta una fuga de gas que podría indicar una Fisión Nuclear en Fukushima

La operadora de la dañada central nuclear ha detectado xenón radiactivo 133 y 135. Estos gases podrían producirse a partir de la fisión nuclear del uranio 235. Las cantidades extraídas son bajas y no han afectado a la temperatura y presión del reactor. 

Tepco, la operadora de la central nuclear Fukushima Daiichi, gravemente dañada tras el terremoto y posterior tsunami que asoló el noreste de Japón el 11 de marzo, ha comenzado a inyectar ácido bórico en el reactor 2 de la planta tras detectar xenón radiactivo, un gas que podría indicar un proceso de fisión nuclear a pequeña escala.


Tokyo Electric Power (Tepco) tomó el miércoles una muestra de la vasija de contención del reactor y detectó xenón 133 y 135, gases que podrían producirse por la fisión nuclear del uranio 235, informó la agencia Kyodo.

No obstante, la operadora y la Agencia japonesa de Seguridad Nuclear confirmaron que la densidad del xenón extraído es muy baja y que no se han producido grandes cambios en la temperatura y la presión del reactor, así como en los niveles de radiación del recinto.

Tras detectar el xenón, Tepco procedió desde esta madrugada a inyectar durante una hora agua con ácido bórico en la segunda unidad de Fukushima Daiichi, en la que el pasado viernes instaló un sistema para succionar gases de la vasija de contención, a fin de filtrarlos y analizar su densidad.

El reactor 2 de la maltrecha central se encontraría cerca de alcanzar el estado de parada fría, según Kyodo, al mantener la temperatura de la unidad por debajo de los 100 grados centígrados desde hace más de un mes.

A mediados de octubre la operadora anunció que espera llevar a parada fría los reactores de la planta este mismo año, en lugar de la fecha de enero de 2012 prevista inicialmente, e indicó que los niveles de radiactividad que emite la deteriorada central se han reducido considerablemente en los últimos meses.


Además, confirmó que la temperatura de los tres reactores se encuentran por debajo de los 100 grados centígrados, lo que, de producirse de manera estable, supone llevarlos a parada fría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?