miércoles, 16 de noviembre de 2011

Tras su desalojo, regresan los ciudadanos estadounidenses a la plaza "Libertad", junto a Wall Street [+ Vídeos]


Tras el desalojo de la "Plaza Libertad" (Zuccotti Park) cercana al edificio de Wall Street en la madrugada de este Martes por parte de la policía de Nueva York y por orden del alcalde Michael Bloomberg, un juez de esa ciudad ha fallado contra el movimiento de indignados y les ha prohibido instalarse nuevamente. De esta manera, el juez Stallman apoya la orden de desalojo de la plaza, donde se habían instalado los simpatizantes del movimiento Ocuppy Wall Street el pasado 17 de septiembre para protestar por los excesos del sistema financiero.

El alcalde del partido demócrata afirma que decidió evacuar la plaza porque ésta se estaba convirtiendo "en un lugar en el que las personas no venían a protestar, sino a violar las leyes y, en algunos casos, a hacer daño a otras personas", ya que "algunos negocios habían recibido amenazas" y los vecinos temían "por su calidad de vida". Razones de "insalubridad" de sobra conocidas en España y en otras ciudades estadounidenses como Oakland (California).
El juez Stallman argumentó que las "tiendas de campaña, generadores eléctricos" y el resto de infraestructuras, impedían a los propietarios del parque cumplir con su "deber de mantenimiento", así como el "derecho de los ciudadanos de disfrutar de ese espacio con seguridad total".
Hacia las 1 de la madrugada (no a las 8:20, como afirman algunos medios, que utilizan la hora española), la policía antidisturbios rodeó la plaza y ordenó al número creciente de ciudadanos que allí dormían salir de la misma. Se negó a la prensa el acceso y se cerraron temporalmente el puente de Brooklyn y algunas estaciones de metro cercanas. Entre 200 y 300 manifestantes se negaron a abandonar la plaza, uniendo sus brazos en el centro del parque para dificultar la acción policial. En el tenso enfrentamiento, la policía volvió a utilizar el ilegal gas pimienta a la vez que golpeaban a los concentrados con sus porras. Igualmente, los antidisturbios destruyeron tiendas de campaña y llegaron a tirar al mar pertenencias, ropa, lonas y equipos en camiones de carga de gran tamaño, según informa Democracy Now.
El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ) ha emitido un comunicado en donde manifiestan su preocupación ante el maltrato a varios reporteros que cubrieron el desalojo, al menos siete de los cuales fueron arrestados. “Debe permitirse a los periodistas cubrir los eventos noticiosos sin temor de ser arrestados o acosados. Es particularmente inquietante que funcionarios del gobierno busquen bloquear la cobertura de algún evento”, expresó Carlos Lauría, coordinador de CPJ para América.
Simultáneamente, una multitud de manifestantes se manifestaba por la céntrica calle Canal en protesta por el desalojo.

Desde Democracy Now informan de que otro juez ha emitido una orden de restricción que prohíbe a la policía desalojar a los manifestantes del campamento Ocuppy Wall Street. Según la abogada de derechos civiles, Danny Alterman, "reunimos una serie de documentos sobre la marcha, trabajando sin parar durante toda la noche, y alrededor de las 3 de la mañana, la juez Lucy Billings accedió a reunirse con nosotros para revisar nuestra solicitud de orden de restricción temporal -restricción a la policía de desalojar a los manifestantes de Liberty Park- relativa a la detención legal de delincuentes, y lo más importante, la aplicación de las normas publicadas tras el comienzo de la ocupación hace casi dos meses, o, en todo caso, la cautela para que los manifestantes pudiesen volver a entrar en el Parque la Libertad, con tiendas de campaña y otros bienes utilizados en ellas ", dice Alterman. La jueza Billings firmó la orden antes de las 6:30 am, y se ha fijado una audiencia judicial para hoy.
"La plaza de la Libertad ha sido desalojada, pero no se ha derrotado su espíritu. Hoy somos más fuertes que ayer y mañana seremos todavía más fuertes", indicaba un portavoz del movimiento "Ocuppy Wall Street" en un comunicado en el que llamaron a los neoyorquinos a unírseles en su marcha por las calles de Nueva York.

Hoy, los manifestantes han regresado a la plaza aunque la policía prohíbe aún que ingresen con tiendas de campaña o sacos de dormir. El ambiente en la Plaza Libertad es ahora festivo. Se corean consignas y un número creciente de personas van sumándose a la reocupación. “La Plaza Libertad es nuestro hogar. El uno por ciento robó los hogares de miles, pero no nos robarán la Plaza Libertad. La reocupación comienza ahora”, han advertido desde su cuenta de Twitter de Occupy Wall Street. Las protestas se suceden en varios puntos de la ciudad de Nueva York. Los manifestantes se reagruparon en Foley Square y de allí partió una marcha que se ha dirigido hacia la alcaldía donde Bloomberg hacía declaraciones frente a los medios.
"La razón por la que estoy aquí es porque estoy cansado de ver el sufrimiento de tantas personas, mientras que usted tiene un 1 por ciento que se está acumulando toda esta riqueza a costa de todos los trabajadores", dice Ray Lewis, un capitán retirado de la policía de el Departamento de Policía de Filadelfia. Lewis critica a sus colegas por "hacer cumplir las leyes de los dictadores, que son el 1 por ciento. Están haciendo recortes en su atención médica y en sus pensiones, además de reducir sus salarios. Y ni siquiera se dan cuenta."
Según una encuesta publicada este martes por la Universidad de Siena, el 57 por ciento de los neoyorquinos apoyan el derecho de “Ocuppy Wall Street” de permanecer en un espacio público las 24 horas del día.

VÍDEOS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?