jueves, 8 de diciembre de 2011

Comienza la cuenta atrás para salvar al EURO

Comienza la cuenta atrás para salvar al euro

Este jueves los jefes de gobierno europeos se reúnen en Bruselas en el Consejo Europeo, una cumbre decisiva para aclarar el futuro que le depara a la moneda única, mientras la agencia calificadora Standard & Poor’s sigue amenazando con nuevas rebajas de solvencia crediticia a toda la Unión Europea. En la cumbre que se celebrará este jueves y viernes, tanto el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, como el de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, estudiarán la situación económica general de Europa y debatirán junto con los representantes europeos un plan para un pacto fiscal. Otros puntos que tocarán será la reforma del Tratado de Lisboa y otras medidas para reformar la zona euro.

El Consejo estudiará la posibilidad de que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), instrumento empleado para salvaguardar la estabilidad financiera de la zona euro, pueda recapitalizar a los bancos directamente y asumir las características de una institución de crédito, lo que le facilitaría obtener financiación del Banco Central Europeo (BCE).

Austeridad fiscal e inversión

La semana comenzó con un encuentro entre Merkel y Sarkozy en el que intercambiaron detalles sobre los planes de austeridad y la unión fiscal, puntos clave del Consejo.

Los dos rechazaron la idea de la emisión de eurobonos, una iniciativa de la Comisión Europea para garantizar que miembros de la eurozona puedan pedir préstamos a un interés asequible. La canciller alemana, rotunda detractora de la propuesta, considera que Alemania, el estado más grande de la eurozona, sería el más perjudicado si se llegaran a aplicar los bonos.

Asimismo, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF) ha anunciado este miércoles que lanzará un programa de emisión de deuda a 3, 6 y 12 meses, abierto a 47 instituciones financieras que le permitirá diversificar su estrategia de financiación. Este programa será atractivo para los inversores, recordó Chistophe Frankel, número dos del Fondo.

“El lanzamiento de un programa de refinanciación a corto plazo no va a reemplazar las emisiones a largo plazo”, declaró Klaus Regling, director del organismo.

Según las tres principales agencias de calificación financiera, Standard & Poor’s, Moody’s y Fitch, el Fondo tiene actualmente la mejor nota posible en lo que se refiere a su deuda a corto plazo.

Sin embargo, la nota de su deuda a largo plazo ‘AAA’ podría ser rebajada uno o dos niveles por la agencia Standard & Poor’s, que ya ha anunciado que colocó a la Unión Europea en “vigilancia crediticia con implicaciones negativas”. Esta semana S&P colocó a 15 países de la zona euro en revisión para una posible rebaja.

Grietas en el modelo social europeo

Los europeos son testigos de cómo la situación actual de la crisis en la UE ha acarreado graves consecuencias políticas y sociales además de económicas. La solidaridad entre los miembros es cada vez menos visible, mientras que las críticas y la tensión aumentan entre los socios de la comunidad.

El euroescepticismo que se respiraba hace unos años en sólo algunas naciones se expande entre los miembros de la UE.  Ahora es más frecuente escuchar entre expertos, bancos e inversores términos como el de la ruptura del euro. Son cada vez más lo agentes financieros que optan por usar otras divisas por temor a que la moneda común no resista la crisis.

Todavía existen dudas sobre la efectividad de las políticas de austeridad activadas desde mayo de 2010, momento en que Bruselas exigió esfuerzos para contener el déficit, imponiendo medidas de recortes en el gasto público y reformas estructurales aceptadas en el Plan de Gobernanza económica y el Pacto por el Euro Plus, programa centrado en la competitividad, el empleo, la sostenibilidad de las finanzas públicas y el refuerzo de la estabilidad financiera.

Ya se habla de la erosión del modelo social europeo, que con su sistema de bienestar y de protección social promovió la cohesión social, seña de identidad y tolerancia europea que amenaza con hundirse como resultado del fracaso de estas políticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?