martes, 27 de diciembre de 2011

Construyen una ciudad fantasma laboratorio


f:aquí!!

Desde que a finales del siglo pasado el gobierno de los Estados Unidos llevó a cabo un “experimento sociológico” encerrando durante un año a personas elegidas tras duras pruebas en lo que se denominó The Geode (por su forma geoidal), una cúpula instalada en un lugar secreto cuya ubicación solo conocían los altos mandos militares de la NASA y el propio presidente, han sido bastantes los intentos de recabar información por los mas diversos métodos. Una veces el secreto ha dejado de serlo porque han habido filtraciones y otras se ha mantenido hasta el final con mayor o menor éxito, lo cual demuestra que los seres humanos no vinculados a los gobiernos somos meros cobayas en las manos de éstos.


De lo que comentaba anteriormente – la Geode – se hizo incluso una película que paso con mas pena que glori, pues la mayoría de espectadores pensáron que era una película de ciencia ficción y que nunca sucedió.

Y así le interesaba que fuese al gobierno estadounidense, puesto que la cosa terminó por las bravas ya que hubo hasta un asesinato en el interior de esa estructura que la NASA montó para estudiar los efectos del aislamiento prolongado en convivencia entre personas de distinta extracción social, raza, cultura y edad, cuya finalidad no era otra que la de colocar, en un futuro, colonias de voluntarios en la Luna o en Marte, dependiendo del éxito de la experiencia.
De ahí, precisamente, surgió la idea para “Big Brother”(Gran Hermano) el exitoso programa televisivo que se basa en lo mismo y que durante años ha sido el suceso mediático, aunque ahora, por cansancio de la audiencia, vaya de capa caida.
Recientemente nos enteramos de que en Nuevo México se está contruyendo una ciudad para un proyecto científico pionero en su especie: el poblado fantasma en el que no vivirá nadie pero que será como una ciudad convencional con sus calles, edificios, equipamientos, etc. 
El objetivo, probar todo aquello que es susceptible de peligro para la población o que sería muy difícil de probar en una ciudad habitada: sistemas automáticos de control de tráfico, situaciones de emergencia en tiempo real, energias renovables recien descubiertas, redes inalámbricas, y lo que a ustedes se les ocurra.
Uyyy. a mi que me huele a  armas químicas y bacteriológicas, o láseres de última generación y maniobras militares con armamentos sofisticados. Pero es que uno es muy imaginativo… y a lo peor hasta envían allí a todos los ciudadanos “molestos” que no son productivos en las cárceles y psiquiátricos, y así podrían ser útiles a la patria...
Nuevo México, sede de varias de las principales instituciones científicas, nucleares y militares del país, planea participar en un proyecto científico sin precedente: una especie de laboratorio experimental del tamaño de una ciudad estadounidense pequeña.
Una compañía tecnológica con sede en Washington, D.C., anunció el martes planes para construir un nuevo pueblo fantasma en el estado, un modelo de metrópolis de 52 kilómetros cuadrados (20 millas cuadradas) de superficie que será utilizada para probar de todo, desde innovaciones de energía renovable hasta sistemas inteligentes de control de tráfico, redes inalámbricas de siguiente generación y sistemas de seguridad para redes eléctricas inteligentes.
Aunque nadie vivirá allí, la ciudad réplica será modelada a semejanza de un típico poblado estadounidense de 35.000 residentes, completo con carreteras, casas y edificios comerciales, nuevos y viejos.
Bob Brumley, director general de Pegasus Global Holdings, dijo que el proyecto de 200 millones de dólares, conocido como The Center, será el primero de su tipo en Estados Unidos, y creará un lugar para que científicos de las universidades estatales, laboratorios federales e instalaciones militares prueben sus innovaciones para modernizar ciudades con la tecnología ambiental e infraestructura del siglo XXI en un escenario real.

También les permitirá relacionarse con inversionistas, lo que significa que a la postre podría atraer suficientes negocios nuevos para dar al estado un corredor de tecnología como el Valle del Silicio en California, o Reston en Virginia, señaló Brumley.
“La idea de The Center (El Centro) nació de los retos propios de nuestra compañía al tratar de probar tecnologías nuevas y emergentes más allá de los confines de un ambiente esterilizado de laboratorio”, dijo Brumley. “The Center permitirá a las compañías privadas, a las que no tienen fines de lucro, a instituciones educativas y a agencias gubernamentales, realizar pruebas en una instalación única con infraestructura mundial real, permitiéndoles comprender mejor el costo y limitaciones potenciales de las nuevas tecnologías antes de su introducción”, agregó.
Por ejemplo, indicó, desarrolladores de tecnología solar podrían evaluar exactamente cómo serían distribuidos y utilizados sus sistemas en una casa en la cual el termostato es fijado en 25 grados Celsius (78 Fahrenheit), y en otra fijado a 20 C (68 F).
                                          

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?