miércoles, 14 de diciembre de 2011

EEUU pide que le devuelvan el avión

EEUU pide a Teherán que le devuelva el avión espía capturado en terreno iraní


El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reclamó a Irán la devolución del avión espía capturado por ese país a comienzos de este mes.

Preguntado sobre el avión en una rueda de prensa conjunta con el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, el presidente declinó hacer comentarios sobre “cuestiones clasificadas de inteligencia”. Pero indicó que “hemos pedido que lo devuelvan. Veremos cómo responden ellos”.

 

Uno de los más modernos

El avión no tripulado indetectable RQ-170 Sentinel es uno de los más modernos que existen y las Fuerzas Armadas iraníes se hicieron con él en circunstancias aún no aclaradas.

Según los medios iraníes, el aparato llevaba a cabo una misión para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU cuando fue localizado e intervenido y se le hizo aterrizar en territorio iraní.
La versión estadounidense indica que el avión espía llevaba a cabo una misión en el oeste de Afganistán cuando se perdió y, posiblemente por un fallo técnico, fue a caer en Irán.
En declaraciones a la televisión pública iraní el domingo, el vicecomandante del Cuerpo de Guardianes de la Revolución, el general Husein Salami, pareció descartar la posibilidad de devolver el aparato a EEUU. “Nadie devuelve el símbolo de la agresión a quien quiere conseguir información secreta y datos referentes a la seguridad nacional de un país”, dijo.
Salami, en sus declaraciones, no explicó la tecnología utilizada por Irán para hacer aterrizar el aparato estadounidense, que según las imágenes mostradas por la televisión iraní no sufrió grandes daños en el fuselaje, ni tampoco entró en detalles sobre los aviones no tripulados iraníes.
Sí recalcó que el aparato llevaba a cabo una operación de espionaje para la CIA en el espacio aéreo iraní, lo que consideró una “acción hostil”, que merece una “fuerte respuesta”, aunque sin especificar cuál.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?