martes, 27 de diciembre de 2011

¿Es el 2012 el Gran Año del Dragón Rojo: China?

 
Qué piensan de esto: el Año Nuevo Chino que comenzará el 23 de Enero del 2012, estará regido nada más y nada menos que bajo el signo del Dragón.

El término griego para dragón es drá·kon. Es un monstruo crotalomorfo horrible que todo lo devora. Esta figura aparece trece (13) veces en la Biblia y sólo en el Apocalipsis de Juan – de contenido totalmente simbólico. Apocalipsis 12:3 habla de la aparición espectacular de un gran dragón en el escenario mundial. Las imágenes descriptivas usadas por varias traducciones al español de la Biblia griega para referirse a esta bestia, no deja duda alguna con relación a sus características externas: algunas traducciones hablan de un “dragón grande de color de fuego”; otras hablan de “un gran dragón escarlata”. El escarlata es un rojo encendido; el color del fuego a altas temperaturas remite al rojo vivo, intenso, encendido. Inequívocamente que se refiere a un entidad humana de carácter político que enarbolará y se identificará con el color rojo. Evidentemente que se trata de China. Veremos por qué.

 Aunque el texto refiera que ese gran dragón escarlata “tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas”, lo cual da lugar a entender que estará conformado por 27 estados nacionales, tal como está estructurada la Unión Europea, pienso que para poder entender en su conjunto a este actor del tiempo final, debemos centrar la atención en el simbolismo del color rojo o escarlata, y derivarlo a su significado ideológico y político. China cada día tiene más poder y su popularidad crece en todo el mundo debido a su asombrosa pujanza económica. Incluso hemos visto cómo hasta el mismo Barack Obama se inclina (bow) ante el presidente chino Ju Hintao al momento de saludarlo en la Cumbre sobre Seguridad Nuclear. Por tanto, no es remota la posibilidad de que sea China la que imponga al mundo sus valores ateos y anticristianos dentro del escenario global regido por el gran dragón, del cual tal vez sea la parte más descollante, primero por su poderío económico, militar, ideológico (a futuro cercano) y demográfico, pues la población china representa la tercera parte de la población mundial. Es decir, que como consecuencia de su nivel de independencia como potencia mundial, a China se le permitirá actuar como un gran dragón en sí, pero siempre supeditado a los grandes lineamientos generales pre-establecidos por un poder todavía más bestial y devorador: el gobierno mundial de la bestia.

¿Le reserva el 2012 un papel estelar a China?

Revelación 12:4 nos cuenta, refiriéndose a este gran dragón,  que “ su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo”. China tiene una población que representa la tercera parte de la población mundial. Posee el ejército más numeroso del planeta, con más de 2.5 millones de efectivos. Sorprendentemente, si comparamos el número de estrellas que exhibe la bandera china con relación a la bandera de la Unión Europea, advertiremos que la bandera china exhibe sólo cuatro estrellas con pretensión de formar un círculo, siendo esas cuatro estrellas una tercera parte con relación a las doce estrellas de la bandera de la Unión Europea. Habría que entender esta señal en el sentido de que la bestia ideológica y económica que es el dragón chino, es una bestia imperfecta, incompleta, (sus estrellas no completan el círculo, es decir, la serpiente o dragón no alcanzó a morder su propia cola), mientras que las estrellas de la bestia de categoría mayor, la que está conformada por siete cabezas, diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas, es decir, los 27 estados que conforman la Unión Europea, sí alcanzó a cerrar el círculo con sus doce estrellas, en este caso, la serpiente sí llegó a morder su propia cola, significando que la obra está completa, madura. Y es precisamente Europa en tanto entidad política unificada, la que será exhibida a la humanidad como ejemplo perfecto de unificación de todas las voluntades de los hombres hacia la construcción de un destino global, hacia el reinado de un Gobierno Mundial propuesto como una protección contra las crisis de todo orden que amenaza a todo y a todos.

 

Por supuesto, la élite global se ha ocupado en preparar a China para que actúe como un gran dragón en esta etapa decisiva en que vive la humanidad. Rockefeller y sus aliados enviaron miles de millones en tecnología estadounidense a China; con ello pretendían asegurarse de que no quedaran cabos sueltos en la construcción del futuro Gobierno Mundial Único. Todavía hoy, son enormes las cifras de comunistas y ex-comunistas de todo el mundo que ignoran el contacto estrecho que siempre mantuvieron los "hermanos de logia" chinos con sus "hermanos de logia" norteamericanos incluso desde mucho antes del ascenso de Mao al poder. Fueron víctimas del sistema dual capitalismo-comunismo (I 0 I 0 I 0 ) que a tantos millones de seres mantuvo despistados. Ya para el año 1973, en pleno apogeo  maoísta, el illuminati y partidario del diezmamiento de la población mundial, David Rockefeller, se refería a ésta nación de la siguiente manera:

“Independientemente de su precio, la Revolución China ha tenido un éxito evidente no sólo a la hora de crear una administración más eficaz y entregada, sino también a la hora de fomentar una moral alta y un propósito común [ ... ] el experimento social llevado a cabo en China bajo el mandato del presidente Mao es uno de los éxitos más importantes de la historia de la humanidad.”

¿Es, pues, casualidad, que el Año Nuevo Chino que comenzará el 23 de Enero del 2012 esté regido nada más y nada menos que bajo el signo del Dragón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?