martes, 13 de diciembre de 2011

Los españoles lo tienen claro: la banca manda más que el Gobierno

Los ciudadanos de España creen que, independientemente de los procesos democráticos, en el país tienen la última palabra los Botines, Basagoitis y FG's de turno, seguidos a poca distancia, eso sí, por el Gobierno, que se situaría como el segundo actor con más poder.

Así lo indica un interesante estudio publicado por la progresista Fundación Alternativas, que utiliza datos históricos del CIS para establecer una contraposición entre los poderes político y económico.

Como se puede ver en el gráfico superior, el sector bancario (32%) y el Gobierno (26%) acaparan más de la mitad de lo que el estudio define como "capacidad para influir significativamente en la vida de las personas". Por detrás, a un mundo, se encuentran sectores antaño poderosos como las grandes empresas, los partidos políticos, los medios de comunicación y los sindicatos. No obstante, esta correlación entre el poder político y los bancos no es nueva.

Desde que se incorporase el Latinobarómetro al CIS en 1996, la tendencia de los ciudadanos a mostrar el poder como una lucha entre los bancos y el Gobierno viene siendo recurrente, y noticias como el reciente indulto de Alfredo Sáenz habrán confirmado sus temores.

 
Diferencias entre clases

Sin embargo, los diferentes estratos sociales no intrepretan del mismo modo el balance de poder. Si se desagregan las respuestas de los encuestados en función de su clase social, vemos que son aquellos de clase alta/media-alta quienes creen en mayor proporción que son los bancos, en relación con el Gobierno, los que tienen más poder en España. Las diferencias respecto a los de clase media y baja son de 7 y 10 puntos porcentuales respectivamente.

En líneas generales, el perfil de los que creen que los bancos tienen mayor poder que el Gobierno sería el de una persona de clase alta/media-alta, de una edad entre 35 y 64 años, que vive en poblaciones urbanas, con educación universitaria o superior, y que se considera más informado que la mayoría de la gente.

Pero... ¿influirá la ideología política en la respuesta? Sin lugar a dudas. El38% de los que se consideran de izquierdas identifica a los bancos como losmás poderosos, mientras que solo un 21% señala en primer lugar al Gobierno. Esto contrastacon los que se autoubican a la derecha de la escala ideológica y conlos “sin ideología”, quienes consideran al Gobierno como el actor más influyente,a 4 y 5 puntos porcentuales de los bancos, respectivamente. Asimismo, sonlos que declaran haber votado a IU y al PSOE en las elecciones generales de 2008quienes ven a los bancos como los actores con más poder en España.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?