lunes, 26 de diciembre de 2011

Siria acusa a EEUU e Israel de estar involucrados en los atentados con coche bomba en Damasco

Siria acusó a Estados Unidos e Israel de haber participado en los dos atentados con coche bomba registrados este viernes en Damasco y que costaron la vida de 55 personas e hirieron a más de 100.
El Gobierno dijo este sábado que el ataque fue un complot para desestabilizar Siria.

El partido agregó que el plan fue dirigido también a socavar la unidad nacional de los sirios, y su confianza en el liderazgo del país.

Los atentados en el barrio de Kfar Suseh fueron contra el complejo de la Seguridad del Estado y frente a un edificio de los servicios de seguridad militar.

La televisión mostró imágenes de suma crudeza, de evacuación de cadáveres calcinados o mutilados, con la calzada llena de sangre y de escombros y un cráter largo y profundo dejado por la detonación.

Centenares de miles de sirios han rendido homenaje a las víctimas de los ataques y han participado en manifestaciones pùblicas en respaldo al gobierno de Bashar Al Assad.

Siria ha sido escenario de disturbios desde mediados de marzo, con manifestaciones que se celebran tanto en contra como a favor del presidente. Cientos de personas, incluidos policías y militares, han muerto en los disturbios.

El gobierno sirio ha responsabilizado de los hechos violentos a saboteadores y grupos armados por potencias extranjeras.

En entrevistas con medios de prensa israelíes en los últimos meses, los miembros de la oposición siria han expresado su interés en establecer lazos con el gobierno de Tel Aviv.

Las cifras muestran que durante las últimas semanas, unos 12 millones de personas se manifestaron en apoyo a Al Assad.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?