martes, 20 de diciembre de 2011

Siria permitirá la entrada de observadores internacionales al país

El gobierno de Siria firmó este lunes un protocolo por el cual 100 observadores internacionales, coordinados por la Liga Árabe (LA), viajarán al país para realizar inspecciones y verificar la situación que se vive desde los últimos meses.
En marzo pasado se produjeron protestas en reclamo de reformas que la administración del presidente Bashar Al Assad atendió, por lo cual convocó a un gran diálogo nacional e inició el proceso de cambios políticos y sociales.
Mientras esto sucede, grupos armados de la oposición operan en algunas provincias de la nación árabe atacando a las fuerzas armadas y a civiles, hechos denunciados por el Ejecutivo como un complot planeado por potencias extranjeras.
Según lo acordado en el protocolo, los observadores deberán ser todos árabes y hacer sus labores durante un mes, reportó Prensa Latina.
La LA había reclamado en un principio que los inspectores fueran 500 y se mantuvieran de forma permanente en el país.
El documento fue suscrito por el vicecanciller sirio Faysal Mekdad y el subsecretario general de la LA, Ahmed Ben Helli, en El Cairo, Egipto.
Conocida la noticia, el ministro de Relaciones Exteriores de Siria, Walid Al Moallen señaló que la firma del protocolo responde a una decisión meramente independiente de su país y no implica una violación de su soberanía.

El canciller explicó que los inspectores tendrán la libertad necesaria para proceder con su labor, siempre en coordinación con el Estado.
Moallen remarcó que lograr este acuerdo es el inicio de la cooperación con la LA y recordó que el articulo 8 de la Carta del bloque panárabe protege las estructuras estatales existentes de los países miembros y les prohíbe interferir en sus asuntos internos.
El ministro sirio afirmó que los observadores ahora podrán comprobar la existencia de grupos desestabilizadores en Siria que cometen atentados.

“Queremos salir de la crisis a través de la construcción de una Siria moderna y segura, que sea ejemplo de democracia y pluralidad, y toda contribución es bienvenida”, aseveró Moallen.
Bajo presiones de Estados Unidos, Europa y las naciones del Golfo Pérsico, encabezadas por Qatar, la Liga Árabe había suspendido a Siria del organismo y amenazó con imponerle sanciones, situación que fue rechaza por el gobierno de Al Assad, y las cancillerías de Líbano, Irak y Argelia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?