miércoles, 11 de enero de 2012

Cables de Wikileaks desvelan la guerra de EEUU para promover el maíz transgénico

Maíz transgénico  Monsantof:aquí!! 


Según publica ‘The Guardian’ a raíz de cables recientemente publicados por Wikileaks, la embajada de Estados Unidos en París quería penalizar a cualquier país de la Unión Europea que se opusiera a los transgénicos, comenzando así una guerra comercial a favor del maíz modificado genéticamente. Este hecho se remonta a 2007, año en el que Francia se planteó prohibir una variedad de maíz transgénico (‘MON810’, que según un reciente estudio causa graves daños en el organismo) producido por Monsanto, el mayor proveedor de semillas del mundo.
 

Así, el embajador Craig Stapleton, amigo y socio de George Bush, “pidió permiso a Washington para penalizar a la Unión Europea y a los países que no apoyaran el uso de semillas genéticamente modificadas”.
En los cables se desvela que diplomáticos de Estados Unidos trabajaban directamente para empresas como Monsanto, y que España y Estados Unidos trabajaron conjuntamente para persuadir a la Unión Europea de no reforzar las leyes sobre biotecnología, señalando al secretario de Estado de Medio Rural y Agua (desde 2008 y actualmente), Josep Puxeu como un aliado de los estadounidenses en su campaña de no fortalecer las leyes de cultivo de alimentos transgénicos.
Los cables también desvelan la presión que ejerció Estados Unidos sobre el Vaticano y los sectores clericales opuestos a la modificación genética de alimentos.

 

 

BAYER EN ESPAÑA

El 4 de enero la multinacional Bayer CropSicience confirmaba a este periódico que ha pedido permiso a España para cultivar algodón transgénico, pero que el hecho de que se hayan dirigido a este país es “casual, ya que se puede cultivar aquí o en cualquier otro país europeo y que los trámites pueden durar años”, afirmaba la jefa de comunicación de Bayer, Helda Bolliger.
Nacho Escarpín, de Ecologistas en Acción, declaraba en referencia a este tema que el hecho de que la empresa germana haya presentado una solicitud formal a España para poder cultivar algodón modificado “debería haber sido comunicado públicamente y no a través de un chivatazo como ha sido el caso”. Además declaró que el proceso “lleva un trámite de meses que se están saltando”, y que “no es Medio Ambiente quien debe tomar la decisión de permitir que Bayer cultive transgénicos, sino Bruselas”.

 

 

ANTECEDENTES


Los Verdes de Andalucía ya pidieron públicamente a finales de diciembre de 2010 la dimisión de Puxeu, que según la formación "parece actuar en defensa de los intereses económicos de las multinaciones de los transgénicos, sin importarle las afecciones a nuestro medio, a la salud y a la economía agraria autóctona y ecológica".
Un cable de abril de 2008 revela que la maniobra de Puxeu de absorber el Ministerio de Medio Ambiente dentro del Ministerio de Agricultura fue aplaudida por la embajada norteamericana, al considerarlo como "un avance positivo para los transgénicos en la agricultura española”.
En otro cable publicado en esta misma fecha se explica que la razón por la que España no importa maíz transgénico de los Estados Unidos “es porque los exportadores norteamericanos no pueden garantizar que no se mezclen las variedades autorizadas para consumo en Europa con las no autorizadas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?