jueves, 5 de enero de 2012

La oposición armada siria amenaza con lanzar ofensiva pese a presencia de observadores

El coronel Riad al Asaad, comandante del autodenominado “Ejército Libre Sirio”, que aglutina a los soldados desertores y hombres armados que atentan contra el Gobierno de Bashar al Assad, expresó su malestar con la misión de observación que está llevando a cabo la Liga Árabe en el país y amenazó con reanudar su ofensiva en días con un nuevo estilo de ataques.

“Si sentimos que (los observadores) siguen sin ser serios en unos pocos días, o como mucho en el plazo de una semana, tomaremos una decisión que sorprenderá al Gobierno y al mundo entero”, advirtió Al Asaad.
Los hombres organizados en torno al “Ejército Libre Sirio” han llevado a cabo en los últimos meses ataques contra las fuerzas gubernamentales, abatiendo a cientos de soldados en operaciones que argumentan que tienen como objetivo proteger a los manifestantes que reclaman la renuncia del presidente Bashar Al Assad.
La semana pasada, el comandante del “Ejército Libre Sirio” había dicho que había ordenado la suspensión de los ataques contra las fuerzas de seguridad para dar a los observadores una oportunidad de operar y “demostrar que es el Gobierno el que es un criminal”.
El presidente Bashar Al Assad argumenta que sus fuerzas están luchando contra “mercenarios armados” financiados desde el exterior que han matado a unos 2.000 efectivos.
El coronel, que habló por teléfono desde el sur de Turquía, señaló que la presencia de los observadores en Siria durante la última semana no ha hecho ceder lo que calificó de baño de sangre.
“Lo que es más probable ahora es que comencemos una gran escalada de nuestras operaciones”, advirtió Al Asaad, si bien aclaró que no sería una declaración total de guerra, sino que “será un cambio transformador en términos de lucha”.
La Liga Árabe comenzó su misión de observación de un mes en Siria hace una semana para comprobar si Damasco estaba aplicando su acuerdo de retirar al Ejército de las ciudades, liberar a los detenidos durante las protestas e iniciar un diálogo con la oposición.
El secretario general de la Liga Árabe, Nabil Elaraby, señaló este lunes que los tanques se han retirado de las ciudades y pidió más tiempo para que los observadores puedan hacer su trabajo.
En Siria se desarrollan desde marzo pasado una serie de acciones violentas que se iniciaron en la ciudad de Deraa y luego se extendieron a otras regiones del país. El Gobierno de Bashar Al Assad  atribuye la situación a grupos armados opositores que intentan desestabilizar la nación y repetir el guión de Libia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?