lunes, 30 de enero de 2012

La Troika exige a Grecia poco menos que someter a sus trabajadores a la esclavitud

La Troika ha exigido a Grecia nuevas medidas de austeridad sobre una población que ya está muy exigida, entre ellas la reducción de los salarios, la disminución del gasto en sanidad y de defensa y más flexibilidad en el mercado laboral...
Agencias

También, según el Ministerio de Trabajo, ha planteado la eliminación de las dos pagas extra anuales en el sector privado, una medida que ya se ha aplicado al sector público, y ha insistido en la necesidad de reducir el salario mínimo, actualmente en 751 euros brutos.
La troika "subrayó" la necesidad de disminuir el salario mínimo "a los niveles de España y Portugal", "exigió la abolición de las pagas extra" y "más flexibilidad en el mercado laboral", ha enumerado la fuente. En su encuentro con los representantes internacionales, el ministro de Trabajo, Yorgos Kutrumanis, replicó que el coste salarial en Grecia ya se ha reducido un 12% y que "ya hay muchas formas de trabajo flexible". El nuevo toque de atención de esta institución llega apenas tres días después de que Bruselas reclamara al país más celeridad en las reformas.
Asimismo, las conservaciones entre el Ejecutivo griego y el organismo que preside Christine Lagarde están teniendo lugar en paralelo a los contactos del Gobierno con sus acreedores privados con el objetivo de pactar una quita de su deuda. La cifra a la que deben llegar ambos es redonda: 100.000 millones, pero está resultando más difícil de lograr de lo que se anunciaba a principios de semana.


Ascenso del paro

De hecho, según un informe del Banco Central de Grecia del pasado diciembre, el porcentaje de desempleados alcanza ya el 18,2 %, mientras que otro 21,2 % trabaja con horarios reducidos y salarios por debajo del mínimo. La troika también ha demandado la "abolición" del derecho de los empleados y empresarios a pedir la intervención de la Comisión de Arbitraje de Conflictos Laborales sin el acuerdo previo de la otra parte.
Según informa el diario Kathimerini, el primer ministro, Lukás Papadimos, ha distribuido entre sus ministros una lista de diez páginas con esas exigencias de la troika para que Atenas cumpla los recortes ya acordados y comience a tramitar nuevas medidas de ahorro.
Durante una rueda de prensa de ayer en Washington, el portavoz del FMI, David Hawley, se negó a confirmar o desmentir la petición hecha a Grecia respecto a los recortes salariales. En una entrevista con el canal griego Ska, el portavoz del Gobierno, Pantelis Kapsis, reconoció que habrá nuevos despidos de funcionarios para reducir en 150.000 trabajadores el sector público hasta 2015.


Objetivo: mejorar la competitividad

Sobre la cuestión de la reducción de las pagas extra, explicó que "se está negociando" y que se tendrá en cuenta lo que decidan los agentes sociales, aunque exigió flexibilidad para "mejorar la competitividad" de Grecia. Tanto patronal como sindicatos se han negado a reducir las pagas extraordinarias.
Otras medidas de la lista de la troika incluye la fusión de todas las cajas de pensiones en una sola y nuevos recortes "inmediatos" de las pensiones, además de la reducción del gasto sanitario. Igualmente se exige que se aceleren las privatizaciones de activos públicos.
Por vez primera se le pide a Grecia que reduzca su elevado gasto en Defensa, que con un 3,2 % del PIB supone uno de los mayores de Europa. Hasta ahora no se había exigido la reducción del gasto militar griego, lo que diversos europarlamentarios habían achacado a que los principales proveedores de armas y material militar de Grecia son Francia y Alemania.
La UE pactó el pasado verano un segundo programa de ayuda por 130.000 millones y el compromiso de la banca de asumir una pérdidas por valor de otros 100.000 millones.

f:aquí!! 



Grecia se niega a aceptar el control europeo sobre su presupuesto





Tanto Grecia como las autoridades de la Unión Europea rechazaron rotundamente la propuesta de varios países de la zona euro, entre ellos Alemania, de imponer un control europeo al presupuesto heleno. Grecia declaró que lo consideraría como la pérdida de su soberanía.


Alemania había sugerido que Atenas cediera temporalmente su poder de decisión sobre los impuestos y el gasto público argumentando que sigue incumpliendo los compromisos que asumió cuando recibió el paquete de ayuda europeo de 145.000 millones de dólares. 
La propia Comisión Europea confirmó que desea reforzar el control sobre las finanzas públicas griegas, pero aseguró que Grecia mantendrá su soberanía en este sentido.

Actualmente las decisiones de gasto del Gobierno griego ya están en gran parte controladas por los acreedores de Grecia, como el Fondo Monetario Internacional, la UE y el Banco Central Europeo, ya que esa era una de las condiciones para recibir el apoyo financiero.
Ahora el país está negociando con sus acreedores privados una condonación parcial de la deuda para que se aplique el segundo plan de rescate, de unos 170.000 millones de dólares (130.000 millones de euros). Mientras tanto, sus socios siguen aplicando una fuerte presión para obligarle a endurecer todavía más los planes de austeridad.
El país heleno es uno de los más afectados por la crisis de la zona euro y recientemente la agencia calificadora de riesgos Standard & Poor’s anunció la posibilidad de que la calificación de Grecia se reduzca a “impago selectivo”, lo que significaría su quiebra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?