jueves, 19 de enero de 2012

Ordenan el desalojo del campamento de “indignados” de Londres

Un juez del Tribunal Superior de Londres autorizó este miércoles el desalojo de los manifestantes del movimiento “Occupy London” que desde el pasado 15 de octubre acampan frente a la catedral de San Pablo como protesta contra las políticas financieras.
El juez Keith Lindblom, que visitó el campamento en diciembre pasado, precisó que la medida responde a una acción iniciada por las autoridades municipales debido al impacto perjudicial de la presencia de los manifestantes en uno de los edificios públicos más importantes de Reino Unido.
Afirmó entender que los activistas tiene derecho a protestar, pero señaló que las acciones actuales también representan el bloqueo de una vía pública y por tanto tienen que levantar el campamento.
El tribunal sentenció que los manifestantes deben retirar sus tiendas inmediatamente e instó a las autoridades locales tomar medidas para que el grupo de “indignados” no vuelva a erigir un campamento en otro punto de Londres.

Por su parte, la gobernación capitalina expresó su deseo en que los manifestantes “retiren las tiendas de campaña de manera voluntaria”. Añadió que “si no es así y teniendo en cuenta cualquier proceso de apelación, consideraremos la opción de desalojarlos por la fuerza”.
En tal sentido, un portavoz del grupo Ocupa Londres señaló desde las puertas de la catedral de San Pablo, que “probablemente” recurrirán a la sentencia.
Tras haber conocido la decisión del juez, el movimiento afirmó a través de su cuenta en la red social twitter que “el sistema de justicia ha decidido agitar el avispero. Echarnos sólo servirá para darnos más publicidad”.
En diciembre pasado la policía británica incluyó al movimiento de protesta Ocupa Londres en un documento que aborda a grupos considerados como amenazas y los comparó con organizaciones consideradas extremistas y terroristas como Al Qaeda.
En el informe titulado “Puesta al día sobre terrorismo y extremismo” dirigido a la comunidad financiera de la Ciudad de Londres, las autoridades incluyen a los Indignados en el capítulo de “amenazas domésticas”.
Los manifestantes acamparon en las adyacencias de la Catedral de San Pablo con más de 200 carpas, luego que se les impidiera situarse frente al cercano edificio de la Bolsa de Londres.
El movimiento Ocupa Londres es una iniciativa inspirada en el movimiento de Nueva York, Estados Unidos: Ocupa Wall Street, que mantiene desde septiembre pasado fuertes críticas contra las políticas financieras de ese país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola, tesoro!
¿Qué quieres decirme?